Make your own free website on Tripod.com

ACTITUD Y TRABAJO

En el trabajo es el lugar donde más tiempo pasamos, por eso debes tener en cuneta unas cuantas cosas que hablaría muy bien de ti... ponlas en práctica.

  1. Al momento de presentarte el apretón de manos es uno de los detalles que revelan tu carácter. Dale energía a tu presentación con un apretón fuerte pero cálido. Debe ser corto, firme y decidido, pero sin rudeza. No lo hagas muy breve porque puede demostrar falta de interés de tu parte, ni demasiado largo porque puedes parecer un poco empalagosa y evita agitar la mano. El apretón debe ir acompañado de una mirada directa.

  2. Tu voz: Es un instrumento de presentación muy importante. Una voz clara y bien modulada es trascendental para crear un buen efecto en los demás. Los tonos de voz agudos son irritantes y los tonos monótonos aburren al oyente. Si adoptas una tonalidad indecisa, transmitirás que la inseguridad te sale por cada poro de la piel. Si buscas un puesto de gerente o directora, no concuerda una forma de hablar dulce, aniñada o superficial.
  3. No sobrevalores: Dale a los retos el lugar que se merecen y ordénalos por prioridades, estableciendo el lugar de tus necesidades personales según el momento presente en tu vida. Esto te ayudará a ver las cosas con claridad y a valorarlas en su justa medida. Pregúntate qué es primordial para ti en este momento de tu vida, si aceptar un trabajo con excelente sueldo pero para el que tienes que recorrer diariamente 100 kilómetros, o un menor sueldo en un empleo más cercano a donde vives.
  4. Transmite lo positivo: No siempre somos optimistas, pero no escatimes nunca en ver el lado hermoso de la vida; vale la pena ponerte de ese lado porque es el que más satisfacciones te dará y sólo así podrás transmitirlo a los demás. Probablemente sientas que tu trabajo vale más que el sueldo que te ofrecen en ese puesto, pero mientras más demuestres tus capacidades, con el tiempo te recompensarán mejor.
  5. Autoanalízate: La autocrítica es indispensable para avanzar, así que haz un cuidadoso análisis de ti misma y reconoce tus capacidades y tus limitaciones. Conocer qué es lo bueno que hay en ti te hará saber cómo destacarlo al máximo. Por mucho que necesites el empleo, debes aceptar que no te atrae en lo más mínimo el área de contabilidad. Seguramente te costará más trabajo encontrar una vacante en lo que te gusta, pero ahí te desempeñarás más eficientemente y por lo tanto serás más feliz haciendo tu trabajo.
  6. Sé honesta: Sé franca y examina de ti misma qué cosas menosprecias que sí están bien y qué cambiarías que no está bien. Tal vez no te gusta ser tan exigente con los demás pero es necesario que lo seas si te ponen a cargo de un equipo de gente. O probablemente te urge tomar un curso de actualización en tecnología porque el Internet es lo de hoy.
  7. Sé optimista: Cuando estás luchando contra la adversidad y cargas con pensamientos negativos, encontrarle solución a los problemas es mucho más difícil y los ves más grandes de lo que en realidad son. Para ingresar a una empresa, muy probablemente te aplicarán tests y pruebas que te parecerán complicados de resolver, por eso es tan importante que siempre seas positiva y mantengas la esperanza de que lo vas a conseguir.